Las estufas de exterior para la terraza son de gas butano, leña y, en algunos casos puedes comprarla de parafina. Estos modelos son muy funcionales ya que proporcionan mucho calor en la calle, cuando no hay forma de guarecerse del frío del invierno. Cada una de estas estufas tiene sus ventajas e inconvenientes, motivo por el que adquirir la adecuada se hace indispensable.

Estufas de exterior

Existen modelos que pueden acoplarse a tus necesidades, como las estufas de exterior con forma de pirámide o con forma de seta y champiñón, las más comunes en el sector de la hostelería y terrazas de bar.

La diferencia entre estos modelos es la forma con la que producen el calor y, también, en su diseño. Tienen diferencias estéticas, algo que las puede convertir en una gran elección o un error de adquisición.

Unas y otras son recomendables en ciertas situaciones ya que según su diseño pueden dar mayor sensación de confort y aumentar su poder calorífico al tener una pantalla en la parte superior que frena la disipación del calor, además de consumir más o menos energía, algo que va a provocar que a final de mes tengamos un gasto alto en combustible, electricidad y que, a pesar de tener que pagar mucho o poco, no consigamos calentar la terraza como nos gustaría.

Son muchos los puntos que hay que tener en cuenta a la hora de comprar una estufa de exterior para poner en la terraza, así que vamos a comentar cada tipo de estufa de exterior, los pros y contras para que puedas elegir la que mejor te funcionará.

Modelos de estufas de exterior y para terrazas

A gas

Son las más vendidas y usadas ya que el combustible es barato y fácil de obtener y manipular por el envaso que llevan, bombona. Las estufas de exterior a gas butano y propano son muy potentes, pero debemos tener en cuenta que las estufas de leña tienen mayor potencia calorífica. Calientan muchísimo, pero debido a sus características son menos usadas que las estufas para usar en el exterior.

Las que utilizan gas butano como fuente energética son las más prácticas y recomendables para calentar terrazas y zonas exteriores, como por ejemplo la terraza de un bar, una zona de picnic o el rincón del jardín donde te gusta pasar las frías tardes de invierno. Tienen menos limitaciones que las que queman madera y biocombustibles.

Estufas de exterior a gas

La ventaja de comprar una estufa de exterior a gas para la terraza es que puede moverse con facilidad, haciendo que el transporte sea sencillo en cualquier situación. Al tener ruedas se llevan de un lado a otro en un momento, con suma facilidad. Si lo deseas, puedes desplazar la estufa hacia una esquina o bien dejarla en el centro de la zona al aire libre donde hace frío para que el calor se disperse y caliente más metros cuadrados.

Un punto importante para elegir estufas de gas es que, si vas a utilizarla muchos días, la factura a final de mes será menor que si usaras electricidad, así que no te lo pienses, los precios de las estufas de gas envasado son asequibles y, casi siempre, la mejor opción.

Estufas de exterior con forma de pirámide

Si has ido a la terraza de un bar en invierno seguro que las has visto. Las estufas de exterior con forma de pirámide son altas y alargadas, simulando el diseño de una pirámide que es muy estético para un local de hostelería.

Tienen todas las ventajas de las estufas de gas ya que usan este combustible para producir calor, así que también pueden considerarse como tales.

Al ser altas (sobre los 2 metros), con una estructura hueca en el medio, la estufa de exterior piramidal produce una llama larga y estilizada. Esta puede regularse, haciendo que sea más o menos grande, algo que da como resultado más o menos calor. Si es principios de otoño puedes conectarla al mínimo por las noches y, si entra un temporal de frío con el regulador de la llama puedes darle máxima potencia, incluso llegan a los 13 kW.

Estufas de exterior con forma de seta

Es otro de los modelos preferidos para usar en bares y restaurantes. Las estufas de exterior con forma de seta son potentes y eficientes, con gran poder calorífico.

Se diferencian de las estufas pirámide de exterior y a gas en la forma que producen la llama. Mentas que en las “seta” la combustión se produce en la parte superior del aparato, en las piramidales comienza en la mitad, subiendo hasta arriba.

La ventaja de las estufas seta es que tienen en la parte alta una pantalla que evita que el calor se disperse, manteniéndolo más tiempo alrededor de las personas.

El funcionamiento de este tipo de estufas es idéntico al de pirámide, es decir, que funcionan con gas, así que su consumo y potencia calefactable es más o menos la misma. Elegir un modelo u otro suele estar fundamentado en la estética y el precio de adquirirlas. En bares también marca elegir una u otra en base al precio del alquiler de la estufa de exterior.

De leña

Gran poder calorífico y muchos modelos en venta. Las estufas de leña antiguas y modernas en algunos casos pueden salir bien de precio, aunque generalmente son más caras dado que muchas de ellas están fabricadas con hierro fundido y metales que aguantan bien las altas temperaturas. La leña y los biocombustibles proporcionan calidez y confort, haciendo que nos quedemos embelesados viendo cómo se mueven la llamas.

Si tienes una terraza sin acristalar, al aire libre donde baja mucho la temperatura, las estufas de leña para exterior son una opción muy a tener en cuenta. Estas son las más potentes, calentando grandes espacios.

Estufas exterior de leña

El inconveniente de este tipo de estufa es que necesitas un suministro constante de leña, así como también controlar que las personas no se acerquen demasiado. Este es el motivo por el que en los bares y restaurantes eligen las estufas a gas para exterior en lugar de las de leña o una estufa de pellets pequeña. Son menos peligrosas en exteriores y necesitan menos supervisión. Pero, si la vas a usar en tu casa, chalet o casa de pueblo, son perfectamente viables, incluso más que las que usan otro tipo de combustible como el mencionado gas butano o las de electricidad.

La ventaja de las estufas de exterior de leña es que gastan menos y el biocombustible es bastante económico. Si la usas durante todo el otoño e invierno, con un pedido de leña grande te saldrá realmente interesante y, también, dan un ambiente cálido y tradicional que, para restaurantes rústicos con zona de comidas situada en la terraza hacen que queden maravilla, mejorando muchísimo la decoración.

Eléctricas

De 1500, 1800, 2000, 2200 y 2700w los precios de las mejores estufas eléctricas son más económicos que los de los otros tipos, siendo estas otra de las opciones a la venta. Eso sí, siempre debes elegirla en base al uso que le darás y, si la quieres para la terraza, entonces deberás comprar una estufa de exterior eléctrica.

El motivo para diferenciar el uso es que, las estufas eléctricas para terrazas son más potentes. Al no existir paredes que frenan la disipación del calor, rápidamente notarás el frío. La mayoría de ellas se fabrican con halogenuros y con calor radiante, así como también existe la posibilidad de comprarlas con calor por infrarrojos.

La ventaja de las estufas de exterior eléctricas para un bar o una casa unifamiliar es que evitas el uso de biocombustibles, que son bastante sucios al realizar la combustión de madera y pellets, así como también no tener la necesidad de dar de alta el contrato de gas y tener que estar llamando cada dos por tres para que traigan las bombonas de combustible para no pasar frío.

Estufas de exterior eléctricas

Sin embargo, las desventajas de las estufas eléctricas para exterior es que consumen mucho. Al funcionar con electricidad la factura de la luz puede aumentar considerablemente. Motivo por el que hay que estar pendiente de las horas de uso. Encendidas durante todo el día producen un gasto bastante elevado.

Sin embargo, una estufa eléctrica de calidad puede ser fantástica en ciertas situaciones, como por ejemplo para la terraza de una casa de un edificio de viviendas o bien cuando sólo deseas usarla de vez en cuando.

¿Puedo poner una estufa en la terraza?

Por supuesto. Precisamente están diseñadas para esto. Es indiferente si es una zona al aire libre, donde no hay paredes, muros o una construcción que nos protege del frío. Puedes situarla en el balcón de casa o bien en cualquier zona de exterior.

Las estufas para terraza están diseñadas para dar mucho más calor que las de interior, haciendo que pases un rato agradable sintiendo calidez y confort.

Tanto si la vas a usarla para una terraza pequeña como para la de un comercio de hostelería, una estufa de terraza exterior es una magnífica solución contra la intemperie durante los meses fríos.

¿Todas las estufas de exterior funcionan con gas butano?

Las que llevan este combustible (n-butano) sí, aunque también es frecuente el propano. Debido a que al situarse en el exterior es más fácil poner una botella de gas butano que instalar y conectar una toma de gas natural o gas ciudad.

Bombona de gas butano y gas propano para estufas

Esta característica de las estufas de exterior que funcionan con gas hacen que sean muy prácticas y cómodas de usar, haciendo que puedas ponerlas donde te plazca, guardando siempre una pequeña distancia, aunque esta, es menor que con las de leña y las de parafina, con las que hay que tener bastante cuidado para no quemarnos o producir un accidente.

Diferencias de las estufas para exteriores

  • Estufa seta de exterior:
    • Para 13 m2.
    • Autonomía: 15 horas.
    • Necesita buena ventilación.
    • Combustible: gas butano y propano.
  • Estufa pirámide para exterior:
    • Para 13 m2.
    • Autonomía: 12 horas.
    • Necesita buena ventilación.
    • Combustible: gas butano y propano.
  • Estufa eléctrica para exteriores:
    • Para 10 m2.
    • Autonomía: permanente.
    • No es necesaria ventilación.
    • Combustible: electricidad.
  • Estufa de infrarrojos:
    • Para 10 m2.
    • Autonomía: permanente.
    • No es necesaria ventilación.
    • Combustible: electricidad.
    • Hay que estar muy cerca parar sentir el calor.

Comprar estufa de exterior a gas o eléctrica para terraza

Hemos ido dando algunos puntos clave para enfocar la adquisición entre los diferentes tipos de estufas para usar en terrazas o en la calle, pero a continuación, vamos a mostrar los motivos por los que deberías comprar una estufa de exterior a gas o eléctrica, así que toma nota

Ventajas e inconveniente de las estufas de gas para exterior

Las ventajas de la estufa de exterior de gas es que son totalmente portátiles. Sólo necesitan una botella de propano de 13 kg para funcionar, pudiendo moverla a donde quieras.

Están fabricadas en metal y, como en su base se pone la botella de propano, esto hace que tenga mucha estabilidad.

Además, las estufas de gas para terrazas son muy estéticas, creando un ambiente agradable y confortable con la llama.

El inconveniente lo encontramos en el precio. Este modelo suele ser algo más caro que las eléctricas, pero casi siempre mucho más económico que las de leña y pellets.

Ventajas e inconveniente de las estufas eléctricas para exterior

Las ventajas de las estufas de gas para exterior están en el precio del aparato. Son algo más baratas, así que si necesitas comprar varias de ellas puedes tener un ahorro considerable, sobre todo en el sector de la hostelería.

Otra ventaja es que no produce olor ni emite CO2, motivo por el que se convierte en la mejor opción como estufa para terrazas cerradas. Este modelo es perfecto para zonas cubiertas y resguardadas, evitando los riegos de las que usan biocombustibles ya que no producen llama, solo aumentan la temperatura de los calentadores.

Resaltar que también su diseño es más amplio. Hay estufas eléctricas de pared, para colgar, situar debajo de la mesa, etc.

Los inconvenientes de las estufas eléctricas de exterior son la transmisión del calor. Este pasa mediante radiación, así que para sentir calor debemos estar muy cerca. Para terrazas grandes son poco eficientes ya que debemos tener muchas de ellas para calentar toda la superficie y que las personas se sientan cómodas evitando el frío.

Otra desdeventaja es que necesitan cable, así que la toma de corriente debe estar situada cerca y alejada del paso de personas. Para una terraza de un chalet o casa unifamiliar adosada no suele ser un inconveniente, aunque tener un cable por el suelo puede propiciar caídas. En cambio, para un bar no se aconsejan salvo que se realice la instalación eléctrica cubierta, sin cables visibles.

Ventajas e inconveniente de las estufas por infrarrojos al aire libre

Dentro de las eléctricas también encontramos las que tienen otra forma de transmitir el calor. Las ventajas de las estufas de exterior por infrarrojos son muchas frente a las tradicionales, como por ejemplo:

  • Dan calor instantáneo.
  • Ocupan poco espacio.
  • Multitud de formas y modelos.
  • Libre de emisiones de CO2 y NOx. Son más limpias y ecológicas.
  • No tienen llama.
  • No calientan el aire, transmiten el calor por infrarrojos.
  • Sin mantenimiento.

Si prefieres elegir comprar un eléctrica, en ese caso, la mejor opción es una estufa de exterior por infrarrojos ya que no calienta los materiales y podrás colgarla del techo o cerca de materiales.

5/5 (9 Reviews)

Última actualización el 2020-07-25 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados